domingo. 02.10.2022

España es la solución a la crisis gasífera europea, pero hay un obstáculo

El estado español podría ser la solución a la crisis que atraviesa Europa pero tiene oposición
Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

España tiene dos gasoductos con Francia (Irún y Larrau). El terecero sería el MidCat, que tiene una capacidad estimada en unos 7.000 millones de metros cúbicos, pero el proyecto lleva parado desde 2019 porque Francia no está dispuesta a financiar su parte, informó Xataka, revista de ciencia y tecnología.

“En los meses de julio y agosto, España fue el primer importador mundial de gas ruso por barco. La importancia de España no es solo el hecho de que reciba una gran cantidad de gas por Argelia, sino que también es la puerta de entrada de la mayoría del gas natural licuado (GNL). Y la ventaja es que el 35% de la capacidad europea de regasificación pasa por España”, explica Enrique Pérez, físico y redactor en Xataka.

Francia se opone a invertir en un gasoducto con España, pues considera que ya son suficientes, además asevera que es un retraso en la batalla contra el cambio climático.

«Un dato que utiliza, Emmanuel Macron, presidente francés, es que los actuales gasoductos se utilizan al 53% de su capacidad. "Si hoy estuviésemos en el 100% de la utilización de nuestros gasoductos y hubiese hoy una necesidad de exportar gas hacia Francia, Alemania y otro lugar, les diría que sí, pero no es así", asegura el presidente», detalla Pérez.

PANAMERICANA.

Comentarios