sábado. 02.03.2024

La proteína AXL soluble es un biomarcador que se encuentra en cantidades elevadas en la sangre de pacientes con cáncer de páncreas y puede ser usado como un método para la detección temprana de esta clase de cáncer, el cual representa un 2.1% de todos los tumores y ha mostrado un aumento constante en su incidencia, suele diagnosticarse en etapas avanzadas, lo que limita las opciones de tratamiento y reduce la esperanza de supervivencia, según una investigación del Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM) y del Institut d’Investigacions Biomèdiques de Barcelona (IIBB-CSIC).

Este descubrimiento demuestra que la proteína AXL puede ser detectada por un análisis de sangre, un método poco invasivo para pacientes de cáncer, y abre la posibilidad de cirugías en fases iniciales y mejorando significativamente las tasas de supervivencia, mencionaron las investigadoras en jefe, Neus Martínez y Pilar Navarro.

A pesar de la esperanza que este descubrimiento podría brindar, las investigadoras señalan la necesidad de replicar los resultados en un estudio multicéntrico para establecer el biomarcador como un test diagnóstico robusto. Sin embargo, existe una falta de recursos y financiación para llevar a cabo este paso hacia la aplicación clínica del test. A pesar de los obstáculos actuales, el potencial impacto en la detección temprana y el tratamiento del cáncer de páncreas es evidente, ofreciendo una luz de esperanza en la lucha contra esta enfermedad devastadora, reportó el periódico La Vanguardia.

PANAMERICANA.