viernes. 24.03.2023

Se posterga el caso de Gabriel Cuen, mexicano que murió por un balazo en un rancho fronterizo con Arizona, EE. UU.

Consulado mexicano. (Foto: Gobierno de México).
Consulado mexicano. (Foto: Gobierno de México).

Los informes de la BBC, apuntan que Gabriel Cuen Buitimea falleció por un impacto de bala el 30 de enero, dentro de un rancho de 68 hectáreas en Kino Springs, espacio geográfico que colinda con México en el estado de Arizona, Estados Unidos.

Gabriel Cuen Buitimea, mexicano. (Foto. BBC).
Gabriel Cuen Buitimea, mexicano. (Foto. BBC).

La bala que lo mato era de una AK-47, de propiedad George Alan Kelly. Quien está acusado de asesinato en segundo grado y ataque con agravantes. El granjero estadounidense tiene 74 años y dice ser inocente. La justicia aplazó la fecha del juicio para el 6 de septiembre de 2023.

George Alan Kelly, granjero acusado. (Foto. BBC).
George Alan Kelly, granjero acusado. (Foto. BBC).

Sin embargo, existen dos “verdades” sobre el asunto.

Una apunta que “los fiscales basan su acusación en los testimonios de dos mexicanos que acompañaban a Gabriel cuando ocurrió el incidente. Explicaron que en la tarde del 30 de enero un grupo de migrantes indocumentados y desarmados transitaba por el rancho de Kelly tras haber cruzado la frontera”, según el medio inglés.

Esta versión apunta que Kelly, el granjero, disparo al menos ocho rondas de balas, entre ellas las que mataron al mexicano. Además, que se pudo encontrar casquillos, de AK-47, en la casa del granjero estadounidense.

(Foto: RR. SS.).
(Foto: RR. SS.).

En respuesta, la defensa aseguró que “el acusado vio a un grupo de mexicanos, aparentemente miembros de un cartel, vestidos con ropa de camuflaje que trataban de dispararle con fusiles AK-47”, dice el recuento de la BBC.

Los abogados de Kelly, afirman que el anciano realizó los disparos para ahuyentar a los intrusos e incluso, en la nota presentada, detallaron que se hizo los esfuerzos necesarios por soltar las balas por encima de las cabezas.

“Por ello, la defensa mantiene que el granjero no disparó la bala que mató a Gabriel Cuen Buitimea. Y plantea la hipótesis de que la víctima pertenecía a un cartel delictivo y que fue un miembro de una organización rival quien probablemente le disparó”, apunta el reportaje.

Lo cierto es que el juicio se llevará a cabo en septiembre y estará en el ojo de la tormenta. Como también una reavivación de la creciente polarización política y social en Estados Unidos. Ya que, la seguridad fronteriza, el crimen organizado y la inmigración están constantemente en el debate público.

PANAMERICANA.

Comentarios