miércoles. 22.05.2024

Un estudio realizado por Jo Adetunji, editora de la revista académica The Conversation y adaptado por la BBC, apunta que el medio a los payasos o coulrofobia está presente en niños y adultos de diferentes culturas.

La investigación de Adetunji revela que mediante un cuestionario psicométrico, con una muestra de 987 personas de entre 18 y 77 años y para evaluar los alcances de la coulrofobia, se pudo demostrar que el 53,5% afirmaron que los payasos causan cierto miedo en ellos y un 5% develó tener terror (miedo extremo) por estos personajes.

“Curiosamente, este porcentaje que reportó un miedo extremo a los payasos es ligeramente más alto que los reportados en muchas otras fobias, como a los animales (3,8%), la sangre/inyecciones/lesiones (3,0 %), las alturas (2,8 %), el agua estancada o fenómenos meteorológicos (2,3%), espacios cerrados (2,2%) y viajar en avión (1,3%)”, apunta la investigadora.

Payasos tocando violines
Payasos tocando violines

Orígenes de este miedo

Para continuar con la investigación y el origen de esta fobia, el equipo investigativo otorgó al 53,5% mencionado un cuestionario de seguimiento.

Este nuevo conjunto de preguntas se relacionaba con ocho explicaciones plausibles de los orígenes de este miedo, de la siguiente manera:

  1. Una sensación espeluznante o inquietante debido al maquillaje de los payasos que los hace parecer no del todo humanos. A veces se ve una respuesta similar con muñecas o maniquíes.
  2. Los rasgos faciales exagerados de los payasos transmiten una sensación directa de amenaza.
  3. El maquillaje de payaso oculta señales emocionales y crea incertidumbre.
  4. El color del maquillaje de payaso nos recuerda la muerte, infección o herida de sangre, y evoca repugnancia o evasión.
  5. El comportamiento impredecible de los payasos nos incomoda.
  6. El miedo a los payasos se aprendió de los miembros de la familia.
  7. Representaciones negativas de los payasos en la cultura popular.
  8. Una experiencia aterradora con un payaso.

El octavo punto tuvo el nivel más bajo de concordancia, por lo que, la académica expresó que la experiencia de vida por sí sola no es una garantía científica para explicar las razones del miedo. Sin embargo, las formas negativas en la que los payasos han sido presentados en la cultura general aportaron más fobia.

“Esto es comprensible ya que algunos de los payasos más destacados en libros y películas están diseñados para dar miedo, como Pennywise, el payaso espeluznante de la novela It de Stephen King de 1986. (Este personaje apareció más recientemente en dos películas en 2017 y 2019, con Bill Skarsgård en el papel protagónico)”, aclara la editora de editora de The Conversation.

“Sin embargo, algunas personas le temen a Ronald McDonald, la mascota de la cadena de comida rápida, y este no tiene la intención de asustarte. Esto sugiere que podría haber algo más fundamental en la apariencia de los payasos que inquieta a la gente”, continúa

Payaso con sobrero.
Payaso con sobrero.

En ese contexto, se pudo reconocer que el elemento más fuerte fueron las señales emocionales ocultas, esto se refiere que le terror tiene origen en la imposibilidad de no tener una clara visión de las expresiones faciales de los payasos, por su alta cantidad de maquillaje.

“La investigación no ha terminado: los principales autores del artículo quieren averiguar si las caras pintadas de animales provocan el mismo efecto, o existe un fenómeno todavía más particular en el maquillaje facial de los payasos que las ha convertido en criaturas espeluznantes para muchas personas”, agregó la investigadora para el medio Business Insider.

PANAMERICANA.

Estudio revela cuál es la razón del miedo a los payasos