sábado. 22.06.2024

De acuerdo con un reportaje de la BBC, En la Edad Media se dio un florecimiento espiritual por las beguinas. Estas mujeres no podían adaptarse a las limitaciones que imponía la iglesia católica: casarse con Dios y ser monjas confinadas o casarse con un hombre y vivir en una especie de confinamiento en sus casas y cumplir votos de obediencia y fidelidad.

“Eso dejaba a las que se negaban a casarse o a las que no encontraban pareja, dada la alta mortalidad de los hombres en las Cruzadas, así como a las viudas y hasta a algunas mujeres casadas sin espacio claro en el cual vivir o lugar para gozar de algún asomo de independencia”, aclara el equipo de redacción del medio inglés.

De esa manera, el reportaje explica que las beguinas crearon este estilo de vida semirreligioso. El cual dio una tercera opción, a las mujeres de la época, sin importar su rango o fortuna.

“No pertenecían a ninguna orden religiosa, así que hacían sus propias reglas, y, dependiendo de ellas, podían vivir desde como itinerantes solitarias hasta en comunidades de clausura, con mucha variedad entre esos dos extremos”, dice la BBC.

Investigaciones sobre la cantidad de mujeres que vivián en esas condiciones, encontraron una carta del papa Juan XXII. El cual afirmaba que 1321 en Alemania Occidental vivían unas 200.000 beguinas. Estimaciones, hechas por los historiadores, apuntan que el movimiento contaba con un millón de beguinas en toda Europa.

Beguina en sus labores diarias, dibujo ilustrativo (Foto. Antrophistoria).
Beguina en sus labores diarias, dibujo ilustrativo (Foto. Antrophistoria).

“Se ganaban la vida gracias a la floreciente industria textil europea, lavando lana cruda o sábanas, confeccionando encajes y tejidos. O trabajaban en hogares, granjas y jardines”, cuenta el reportaje.

La BBC detalla que el día a día de este movimiento tenía una combinación entre lo religioso y lo laico, para la época. Pues, sintetizaba la oración y la búsqueda mística con la individualidad, independencia institucional y el trabajo remunerado.

Este grupo de mujeres fueron apreciadas por sus obras de caridad e incluso despertaron la admiración de personalidades.

(Foto. Perfil).
(Foto: Perfil).

«Para el abad y escritor alemán Cesario de Heisterbach (1180-1240) expresó: "aunque esas mujeres, que sabemos que son muy numerosas en la diócesis de Lieja, viven entre la gente, superan a muchos de clausura en el amor de Dios.Viven la vida eremítica entre las multitudes, espiritual entre lo mundano y virginal entre los que buscan placer. Cuanto mayor es su batalla, más grande es su gracia, y mayor corona les espera», asevera la BBC.

Para él, mujeres como ella podían salvar al cristianismo de la herejía, dice el medio inglés.

PANAMERICANA.

Conoce a las beguinas, mujeres que vivieron en comunidades sin hombres durante la Edad...