martes. 29.11.2022

En Panamericana, la diputada demócrata Shirley Franco, ha rechazado de manera categórica las denuncias de algunas parlamentarias, en sentido de que la selección de vocales del Tribunal Supremo Electoral se pactó de forma previa entre demócratas y masistas, siguiendo presuntamente las viejas prácticas de “cuoteo político” del pasado.

Para la diputada, es reprochable que sus colegas Norma Piérola y Fernanda San Martín, pretendan dice, empañar un proceso efectuado de forma minuciosa para elegir a profesionales cuyos nombres no han sido recurrentes en el ámbito mediático, pero han demostrado aptitud y capacidad para asumir una tarea tan importante como viabilizar las elecciones de 2020.

Franco rechazó las críticas vertidas y descartó el supuesto “voto consigna” observado en la designación de vocales, a tiempo de insistir en la primacía de la evaluación de méritos.

También pidió a las parlamentarias que realizaron conjeturas infundadas, no decir “medias verdades” a la opinión pública y reconocer que no sólo la calificación de los postulantes fue fundamental, sino también su comportamiento ético.

Comentarios