sábado. 04.02.2023

EL PANORAMA DE LA NOTICIA

Asamblea Legislativa Plurinacional. (Foto: LPB).
Asamblea Legislativa Plurinacional. (Foto: LPB).

En esta jornada, corresponde formular algunas consideraciones en torno a un tema que para algunos había quedado neutralizado ante el reciente conflicto cruceño por el censo, pero que a pesar de ello generó muchas reacciones y criterios encontrados.

No sólo se trata de encarar nuevamente y sólo los problemas que surgen interiormente en el Movimiento al Socialismo, sino que corresponde hablar de un efecto que sale como consecuencia de las pugnas internas en el partido gobernante.

Un elemento fundamental a la hora de entender la política boliviana, es el funcionamiento del Órgano Legislativo, que en otras naciones es denominado como el poder legislativo, conocido así también en nuestro país, pero hace bastantes años.

Se trata de un mecanismo más a la hora de configurar la estructura del estado, cuyo valor es fundamental, pues su presencia, representa la vida misma de la institucionalidad del estado y la vigencia de la democracia, aunque en ocasiones fue víctima de desdén con múltiples críticas.

Muchas veces, con cierta razón, se ha lanzado serios cuestionamientos a la forma de su trabajo, y en ocasiones se dijo que tenía una labor infructuosa.

A pesar de ello, se ha mencionado que sin la presencia y funcionamiento de un órgano o poder legislativo, no habría democracia, pues la sociedad no estaría representada en un escenario eminentemente parlamentario.

Pero en el caso boliviano, el escenario legislativo tuvo muchas variaciones, desde la creación de la República, pues reflejaba el avance de la sociedad, asumiendo sus cambios a las modificaciones que evidentemente se producían en la nación, avalando poco a poco, la presencia de sectores postergados.

Un remezón a la forma de ver el Legislativo, sin duda se registró en momentos importantes, así como ocurrió con la Revolución Nacional, que fue la génesis de los cambios que posteriormente llegarían.

Pero un elemento fundamental que no se le pude quitar al sistema legislativo, se vincula sobre todo por su carácter plural y su forma de representación múltiple que fue profundizándose conforme avanzaban los años.

Ese carácter plural, generó lo que en democracia denominan, la necesidad de contar con los justos equilibrios, en el marco de pesos y contrapesos que requieren las sociedades diversas como la boliviana.

Esto desde luego, está reñido con los criterios de absolutismo o totalitarismo, que tampoco estuvieron ausentes de la realidad nacional, pero que fue superándose poco a poco al momento de incorporar a más representantes de la sociedad civil, como emergencia de las transformaciones sociales que ya eran inminentes.

Hacemos estas reflexiones necesarias, para entender un poco el fenómeno que se presenta actualmente en el Legislativo, pues luego de alrededor de 16 años la realidad se va modificando, dado que, durante este tiempo, hubo una mayoría parlamentaria para un solo partido, hecho que dejó de lado las prácticas democráticas del consenso, del diálogo y la negociación.

Estos conceptos, tendrían que ser entendidos como mecanismos positivos de generación de los equilibrios que necesitan las sociedades heterogéneas, sin que ello suponga hablar de cohecho, o acuerdos malsanos que deriven de la componenda o el pacto oculto.

Los principios de negociación, diálogo y consenso, fueron deteriorados en determinado momento para imponer la práctica de la repartija o la llamada partidocracia, que generó en su momento la crítica justificada, aunque posteriormente llegó algo peor, en criterio de muchos analistas.

Se trata de la imposición del número de una mayoría partidaria que representó la visión única y excluyente, aplicando la dureza de la línea partidaria sin dejar que la razón o el sentido común prevalezcan.

Muchos analistas, han manifestado que estamos en un escenario bastante interesante, pues es posible retomar esos conceptos positivos a los que hicimos referencia, en un escenario de bastante complejidad en la Asamblea Legislativa Plurinacional, ante esa suerte de división en el partido gobernante, por lo que se dijo que ahora, se hará necesario nuevamente el diálogo y la concertación.

PANAMERICANA.

EL PANORAMA DE LA NOTICIA
Comentarios