martes 21/9/21
Para quienes rehúsen someterse al poder político

Ximena Mendizábal advierte que el gobierno la usa de manera de paradigma

Como se ha conocido, la jueza tercera de instrucción en lo penal de Sucre, Ximena Mendizábal, fue suspendida de sus funciones por un mes sin goce de haberes, por un proceso disciplinario que data del año 2015, aunque persiste la sospecha de que en realidad se deba a la decisión de dictar libertad irrestricta para el líder de la “Resistencia Juvenil Cochala”, Yassir Molina.

Panamericana recogió las primeras impresiones de la afectada quien confirmó haber recibido la notificación en medio de ciertas irregularidades y acotó que no es la primera vez que se siente víctima de presiones externas por rehusarse a obedecer instrucciones de orden político.

Según observa, el gobierno recurre a su persona a manera de ejemplo o paradigma de las consecuencias que sufrirán los operadores de justicia fieles a sus convicciones y ajenos a intereses partidarios.

En todo caso, Ximena Mendizábal, subrayó que se defenderá en apego a las leyes y fundamentó la rectitud de su proceder en la responsabilidad que asume para garantizar la legalidad en Bolivia.

De su lado, en calidad de ex juez, el Dr. Roger Valverde, expresó solidaridad con Mendizábal y reafirmó que su accionar se enmarca en la legalidad y la imparcialidad, como corresponde.

A tiempo de recordar la conclusión de su ciclo en el órgano judicial, Valverde opinó con pesar que las presiones políticas son inevitables en toda época, por lo que la ética y los valores de los juristas deben prevalecer.

PANAMERICANA

Comentarios