miércoles. 01.02.2023

En comunicación con Panamericana, el vicepresidente del Movimiento al Socialismo, Gerardo García, se refirió a la controversia surgida por denuncias de que militantes de su tienda política, habrían sido prohibidos de portar banderas de color azul en actos oficiales, para privilegiar estandartes rojos que caracterizan al Partido Socialista 1.

De acuerdo al dirigente masista, dicha imposición supondría un acto de traición al instrumento político, por lo que la molestia de las bases es comprensible. Es así que exigió claridad al jefe del estado, Luis Arce, actuar con claridad y no generar mayor confusión.

García reiteró que los intereses electorales individuales con miras a las elecciones de 2025 serán respetados, pero en el marco de la transparencia y la sinceridad.

PANAMERICANA.

Comentarios