viernes 22.11.2019

Afirman que el MNR pierde su sigla pero no la fuerza y el pensamiento revolucionario

Responsabilizan a la representación de Luis Eduardo Siles por este hecho lamentable

Foto: El Diario
Foto: El Diario

Frente a los resultados que ha dado a conocer el órgano electoral, donde cinco partidos aparentemente perderían su sigla, está el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) una de las organizaciones políticas más emblemáticas de Bolivia.

Al respecto,  El ex candidato a la vicepresidencia por el MNR, Fernando Untoja, manifestó que si bien se pierde  la sigla, solo se trata de un documento, pues en los hechos, la fuerza y el pensamiento revolucionario persisten de manera inalterable.

Señaló, que los resultados negativos de las elecciones generales para el MNR, no son el fin, ya que se podrá volver a tramitar y  continuar en la actividad política.

De todas formas, Untoja no descarta la posibilidad de que la personería jurídica del MNR pueda salvarse aplicando algunos aspectos normativos de la Ley de Organizaciones Políticas, sin embargo, cree que esta organización tiene que reactualizar a sus militantes.

Segunda vuelta

Respecto a la virtual segunda vuelta que podría darse en nuestro país, entre Evo Morales y Carlos Mesa, Untoja ve un panorama complicado, aunque predice que el Jefe de Estado podría ganar con un porcentaje mínimo.

En lo que hace al apoyo que pueda lograr Carlos Mesa de otros partidos de oposición, el ex candidato a la vicepresidencia por el MNR, dijo que duda mucho de la posición ambivalente de Chi Hyun Chung.

Responsabilizan a Luis Eduardo Siles por la pérdida de la sigla

Por su parte, Virgilio Apaza, dirigente del MNR, ha responsabilizado de esta pérdida a Luis Eduardo Siles, por prorrogarse en la jefatura y asumir acciones unilaterales desconociendo los comandos departamentales, y finalmente nombrar a los candidatos sin respetar el estatuto.

En la oportunidad, aclaró que no hubo voto consigna y que los militantes expresaron su decisión de manera personal, aunque un número minoritario de movimientistas buscó salvar la sigla.

Finalmente, Apaza lamentó que por apetitos personales de algunos dirigentes, se hubiera perdido el voto duro de la militancia como ocurría en épocas pasadas.

Comentarios