viernes. 19.07.2024

En Panamericana, el dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Patricio Molina, dio cuenta de las estrategias que asumirá este sector al comenzar la tercera semana de protestas en la sede de gobierno y otras regiones del país, por demandas como la asignación de ítemes, el déficit histórico y la actualización curricular.

A tiempo de anunciar que una multitudinaria marcha se dirige a predios del Ministerio de Educación, el profesor informó que la convocatoria al diálogo se transmitirá a través de una carta remitida al titular de área, Edgar Pari.

Molina reafirmó disposición al consenso, pero exigió a las autoridades no recurrir a invitaciones que sólo buscan imponer sus discursos sin proponer soluciones reales y sostenibles a las problemáticas del rubro.

Por otra parte, fundamentó las observaciones del magisterio urbano a un eventual congreso educativo nacional planteado por la Central Obrera Boliviana.

De su lado, el ejecutivo de la Federación de Maestros Rurales de La Paz, Ruddy Callisaya, profundizó sobre la posición que mantiene su sector en torno a demandas vigentes detalladas en su pliego petitorio.

Respecto al congreso nacional proyectado, el educador recordó que se trata de una solicitud hecha al gobierno hace varios meses por tratarse de un escenario idóneo para abordar específicamente temas académicos.

Callisaya aseveró que el magisterio rural aguarda una convocatoria a dialogar con el gobierno antes de aplicar la actualización curricular cuestionada.

PANAMERICANA.

Tercera semana de protestas del Magisterio Urbano comienza con la remisión de una nueva...