martes. 04.10.2022

Panamericana recogió impresiones encontradas sobre el contenido del discurso pronunciado por el jefe del estado Luis Arce en el marco del 77 periodo de sesiones de las Naciones Unidas, en el que abogó por la paz y descartó que en Bolivia exista sometimiento de la justicia.

En criterio del abogado y analista, Carlos Bohrt, es llamativa la declaración del presidente en torno a la presunta independencia judicial, considerando los informes internacionales coincidentes en el deterioro del sistema y la necesidad de una reforma, admitida incluso por el propio gobierno.

El ex parlamentario también cuestionó la postura pacifista sobre el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, a tiempo de recordar la abstención del estado boliviano a condenar la invasión en pronunciamientos reiterados de la comunidad internacional.

Para el jurista, la exposición de Arce deja claro que algo no funciona en su equipo asesor y genera posiciones poco serias que afectan a todo el país.

Sin embargo, el vocero presidencial Jorge Richter discrepó con las opiniones vertidas y desestimó la existencia de contradicciones alrededor del llamado a la paz y al diálogo que hizo el presidente Arce como mejor alternativa de resolución de conflictos como que el atraviesan Rusia y Ucrania.

Del mismo modo, Richter reafirmó que el tema de la justicia en Bolivia tiende a ser interpretado de forma distorsionada en la comunidad internacional por la información que circula y que en muchas ocasiones, dice, refleja parcialmente la realidad.

De acuerdo al vocero, la necesidad de una transformación en el sistema es evidente, pero requiere de la voluntad de todos los actores involucrados y se ve impedida por obstáculos impuestos desde la oposición.

PANAMERICANA.

Comentarios