lunes. 22.07.2024

Como se conoce, el acto interpelatorio al Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, por la supuesta represión policial en Santa Cruz durante un paro prolongado por el censo, concluyó con el voto de confianza a la autoridad gracias a la mayoría del MAS en la Asamblea Legislativa.

Hecho que no representó sorpresa para el diputado de Comunidad Ciudadana, Juan José Torrez, quien manifestó a Panamericana sus sospechas sobre la presunta división en el partido de gobierno, en vista de que se repite la unificación de bloques cuando el resultado es conveniente.

Torrez ratificó que si bien persisten las observaciones al mecanismo aplicado por el MAS, la interpelación se realizó en apego al reglamento vigente.

Entretanto, su colega parlamentario de Comunidad Ciudadana, Miguel Roca, no sólo coincidió en las críticas al acto que evitó la censura a Del Castillo, sino que formuló interrogantes sobre la utilidad de este recurso legislativo y la asamblea como órgano independiente.

Para el diputado Roca, la situación del Ministro de Gobierno develó varias irregularidades, comenzando por la demora para interpelar a la autoridad siete meses después de la solicitud correspondiente.

Sin embargo, la diputada del Movimiento Al Socialismo, Tania Paniagua, defendió la validez de los actos interpelatorios en la Asamblea Legisaltiva, y refiriéndose de forma específica al caso del titular de gobierno, Eduardo del Castillo, fundamentó el respaldo a sus respuestas e informes.

Asimismo, negó la existencia de supuestos acuerdos circunstanciales entre facciones al interior del MAS, pues según dice, no existe tal fragmentación.

La parlamentaria oficialista también justificó la prolongada espera para lograr la comparecencia de la autoridad, atribuyendo el cronograma al presidente nato de la asamblea, David Choquehuanca, y la disponibilidad de tiempos.

PANAMERICANA.

Surge debate sobre la utilidad del acto interpelatorio como recurso legislativo tras...