martes. 18.06.2024

EL PANORAMA DE LA NOTICIA

CIDH. (Foto: Razón Pública).
CIDH. (Foto. Razón Pública).

En esta jornada de miércoles nos abocaremos a desarrollar algunas reflexiones a propósito de información reciente, respecto a una decisión de la justicia del departamento de Chuquisaca, que ha emitido una decisión que ya está generando muchas reacciones.

Se conoció que la Sala Constitucional Primera del departamento de Chuquisaca rechazó la acción popular que presentó el diputado de Comunidad Ciudadana Marcelo Pedraza con base a la posición de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sobre el tema de la reelección indefinida.

Recordemos que la corte había decidido que esta figura de la reelección no es un derecho humano, pero a pesar de ello, esta sala constitucional primera señaló que la reelección sí es un “derecho humano”.

Pedrazas informaba que “la sala Constitucional Primera ha denegado la tutela la Acción Popular que hemos planteado con el objeto de que se aplique la Opinión Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual señala de que no es un derecho humano la reelección y así se deje sin efecto la sentencia 084/2017”.

Además, el legislador de oposición dijo que “lamentablemente la justicia constitucional mantiene vigente este abrupto e inconstitucional fallo a partir de un sometimiento del poder político de Evo Morales hacia el Tribunal Constitucional”.

Como dijimos, este hecho ya empezó a generar algunas reacciones, toda vez que se va contra lo que la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos había mencionado el año 2021, en sentido de que la reelección no es un derecho humano.

Esto también generó en su momento múltiples reacciones, tomando en cuenta que siendo un escenario de mayor jerarquía, correspondía que internamente en nuestro país, se deje sin efecto la sentencia constitucional que habilitó a Evo Morales y Álvaro García para las elecciones del 2019.

Una vez conocido el criterio de la Corte Interamericana, incluso varios miembros del oficialismo, habían mencionado que la figura de la reelección ya no estaba vigente a pesar de que no se ha eliminado la sentencia constitucional del año 2017.

Algunos analistas en materia jurídica han mencionado que las decisiones del actual Sistema Judicial, siguen siendo peligrosos, pues ni siquiera respetan los convenios y tratados Internacionales, como el del sistema Interamericano.

Se ha mencionado con bastante insistencia que Bolivia es signataria de Convenios y Acuerdos Internacionales, y que incluso son reconocidos por la propia Constitución Política del Estado, lo que obliga a cumplir mecanismos y funcionamientos de estos escenarios internacionales.

Lo que se ha podido evidenciar también en las reacciones que se produjeron hasta el momento, es que existen aún miembros del oficialismo que aún insisten en que se ha actuado correctamente con la habilitación de la candidatura del binomio oficialista el año 2019, apelando a la soberanía jurídica.

Incluso se habla de que estos escenarios internacionales, no debieran cuestionar las decisiones internas que se asumen, más allá de que en el caso de la reelección, incluso el pueblo boliviano, través del voto, negó tal posibilidad, pero se siguió una vía jurídica que al final fue desestimada por la Corte Interamericana, como se conoce.

En todo caso habrá que seguir aguardando más elementos para conocer con mas solvencia, las decisiones y criterios que han surgido en este último caso, pues la Justicia boliviana, se ratifica en la sentencia cuestionada que habilitó la candidatura oficialista el año 2017.

PANAMERICANA.

EL PANORAMA DE LA NOTICIA