miércoles. 01.02.2023

EL PANORAMA DE LA NOTICIA

Protesta en Bolivia. (Foto: Carlos López).
Protesta en Bolivia. (Foto: Carlos López).

En esta jornada, corresponde retomar el análisis acerca del conflicto que ha derivado de la detención del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, con los hechos de protesta posteriores, sobre todo en la capital oriental.

Como es de conocimiento público, el pasado martes se produjo una jornada de movilización, en distintas capitales del país, en el marco de la decisión que surgió días antes en Santa Cruz, para llevar adelante estas medidas de presión impulsadas por cívicos y plataformas ciudadanas a nivel nacional.

Las evaluaciones que se produjeron fueron variadas, aunque desde el punto de vista específicamente informativo se dio cuenta que en ocho ciudades capitales del país se movilizaron en el “Día de la Protesta Nacional” convocado por los comités cívicos, exigiendo la liberación de los más de 180 presos políticos, el respeto a la Constitución Política del Estado, a la democracia, a la libertad y a una Justicia independiente.

Las movilizaciones se realizaron en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Tarija, Beni, Chuquisaca y Oruro marcharon en las calles de las ciudades capitales en defensa de los derechos humanos, exigiendo una Justicia independiente.

Lo que ha llamado la atención, fue la forma en que reaccionó el oficialismo y por ejemplo hubo acciones de parte de lo que se ha llamado, grupos de choque del MAS, conformados por militantes y funcionarios, que arremetieron contra las marchas llamadas pacíficas de cívicos de La Paz en demanda de “democracia, justicia y libertad para los presos políticos”.

Además, se ha denunciado que los miembros de la Policía Boliviana permitieron que los masistas disparen petardos, detonen dinamitas y agredan a periodistas.

“Los grupos de funcionarios del MAS nos quieren acorralar, nos persiguieron desde la calle 21 con insultos y amenazas. Cuando la marcha bajaba hacia la calle 8, otro grupo de choque nos esperaba”, narró el diputado de CC Miguel Roca, quien al final salió herido de una pierna, según lo que él mismo ha mencionado.

El Legislador, siguió y manifestó que “es lamentable que la Policía no cumpla con su trabajo y sean cómplices de estos delincuentes que usan los recursos de todos los bolivianos para cometer terrorismo de Estado”, esto a través de una transmisión directa en Facebook.

En el resto del país, no hubo mayores problemas ni dificultades pues los hechos de violencia estuvieron ausentes, toda vez que las expresiones de descontento contra el gobierno, no estuvieron presentes en la magnitud de La Paz.

Los antecedentes que venimos recapitulando respecto a ciertos hechos que se registraron sobre todo en La Paz, pueden describir la idea del estado de ánimo y la fuerza que existe en este movimiento que pretende consolidarse como nacional, en la perspectiva de, no solamente obtener la libertad de Camacho, sino también posicionar otros aspectos.

Para ciertos analistas, el conflicto no es sostenible y puede ser que en cualquier momento se detengan estas expresiones de calle, manteniendo al Gobernador cruceño en la cárcel.

Otros sostienen que se trata de una suerte de acumulación de fuerzas y en determinado momento puede volverse a presentar escenario de masiva movilización a nivel nacional contra el Gobierno del Presidente Luis Arce.

En todo caso, habrá que aguardar lo que vaya a suceder, pues de la evolución de este conflicto, también dependen de muchos otros temas de la vida de los bolivianos.

PANAMERICANA.

EL PANORAMA DE LA NOTICIA
Comentarios