martes. 29.11.2022

EL PANORAMA DE LA NOTICIA

Adela Zamudio. (Foto. Culturencias).
Adela Zamudio. (Foto. Culturencias).

En esta jornada corresponde abordar un tema bastante importante y que se ha convertido en un elemento neurálgico en Bolivia y también a nivel mundial.

Se trata de resaltar una fecha de trascendencia, pues este 11 de octubre se conmemora el día de la mujer boliviana en homenaje a la poetisa cochabambina, Adela Zamudio. Fecha instituida por la primera mujer presidente, Lidia Gueiler Tejada en 1980.

En algunas publicaciones se evidencia que esta medida fue asumida por Gueiler debido a que Adela Zamudio alentó con todo su esfuerzo a la formación del pensamiento feminista en el país. “Y bajo ese influjo, en 1921 apareció en Oruro el primer número de la revista "Feminiflor" y en 1923 se constituyó en La Paz otro de nombre “Ateneo Femenino”.

Adela Zamudio en 1926 apoyó públicamente la ley de divorcio, sancionada en 1932. Estuvo a la vanguardia por las reformas democráticas y exigió la separación de la iglesia y el estado. En este periodo se incorporaron las mujeres al movimiento sindical, con sindicatos propios y con la Federación Obrera Femenina. Hasta estos tiempos las mujeres han vivido situaciones de desigualdad en varios ámbitos, como la economía y la política para mencionar algunos.

De todas formas, los niveles de representación femenina, aún quedan en desventaja comparativamente con las normas que plantean una mayor presencia en las instituciones estatales.

Como se sabe, la Constitución Política del Estado, establece una participación del 50 % de las mujeres en la estructura gubernamental y en otros espacios de poder, al igual que la alternancia con los varones.

El concepto chachawarmi sobre la alternancia no es cumplido en los principales cargos del país, aspecto que ha generado múltiples críticas.

En síntesis, se ha mencionado que si bien se han producido y aprobado varias normas inherentes a las mujeres, éstas no son cumplidas a cabalidad, dejando aún mucho camino por recorrer, sobre todo desde la toma de conciencia.

Ahora bien y respecto al rol de la mujer en la historia boliviana se resalta sobre todo el valor de varias de ellas que han dejado huella en el qué hacer nacional, pues se convirtieron en ícono de la lucha y la rebeldía.

Y cómo olvidar por ejemplo a Juana Azurduy de Padilla, la insigne guerrillera chuquisaqueña que lucho por sus ideales, junto a su esposo, demostrando valor y fortaleza. Cómo olvidar también a las valerosas heroínas de la coronilla en Cochabamba que demostraron, su valor y rebelión contra la corona española.

De igual forma, cómo olvidar a las famosas cuatro mujeres mineras que lucharon por la reconquista de la democracia, con una huelga de hambre hasta derrotar a la dictadura.

Existen varios ejemplos emblemáticos del rol de la mujer en escenarios adversos, como el caso cotidiano de las mujeres de a pie, que demostrando constancia y amor a su familia, desarrollan actividades esforzadas.

La mujer obrera, la mujer campesina, la mujer profesional, la comerciante, la mujer en sitios de autoridad, es decir una multiplicidad de labores, en las que se muestra la entereza femenina.

Algunas mujeres dedicadas a la teoría, sostienen que los niveles de explotación aún se mantienen, producto de una sociedad dividida en clases sociales, situación que se refleja en la realidad nacional.

Una clase explota a otra en este sistema de contradicción social y la mujer es doblemente explotada por esta situación, afirman reflexiones que además exigen cambios estructurales.

En todo caso existen muchas reflexiones sobre el papel importante de las mujeres en la sociedad, por lo que el compromiso en este ámbito debe hacerse evidente, desde un punto de vista de equilibrio y armonía con todos.

PANAMERICANA.

EL PANORAMA DE LA NOTICIA
Comentarios