martes. 04.10.2022

EL PANORAMA DE LA NOTICIA

Narcotráfico. (Foto: Latimus).
Narcotráfico. (Foto: Latimus).

En esta jornada de 14 de septiembre y tras sumarnos a la salutación a Cochabamba, por su efeméride departamental, corresponde formular algunas consideraciones en torno a un tema sumamente delicado, pues se han generado muchas denuncias acerca de la actividad del narcotráfico en Bolivia.

Como es de conocimiento público, desde hace varios años se conoció de las operaciones del narcotráfico en el país, con nombres que llegaron a ser famosos, pues uno de ellos, hace varias décadas, quiso incluso pagar la deuda externa de Bolivia.

Se trató de Roberto Suárez Gómez conocido en su momento como el hombre más fuerte del narcotráfico hace algunas décadas. Aunque varios otros nombres fueron conociéndose en adelante, como el llamado Oso Chavarría, Techo de Paja, Barbas Choca, para mencionar algunos ejemplos de hace muchos años.

En los últimos años otros nombres fueron haciéndose públicos, pero más que ello, lo que ha llamado la atención es que muchos lugares de actividad se fueron diversificando, y las denuncias surgen de otras regiones, distintas al oriente.

A esto se debe sumar la tecnología que se ha implementado para la fabricación de droga y la reducción sustancial de coca que se hace necesario para la fabricación por ejemplo de cocaína.

En este contexto, se dijo por ejemplo que los conocidos “pisa coca” de hace algunas décadas, fueron sustituidos por máquinas trituradoras, que de alguna manera optimizan el tiempo de trabajo y también el rendimiento de la hoja de coca.

Además, se hizo conocer que la gran producción, ha derivado también la micro producción, según los reportes que surgían de operativos policiales, por lo que dicho sea de paso, se tuvo que modificar su trabajo y seguimiento a esta ilícita actividad.

En todo caso, incluso es posible hacer mas droga con menos coca, y esa fue una de las conclusiones a la que llegan los expertos que realizan los análisis correspondientes.

Todos los elementos mencionados, son solo una parte de todos los aspectos que se han modificado a lo largo de los años, siendo que desde el punto de vista macro, el negocio fue creciendo desmesuradamente, hasta llegar a tener influencia en niveles jerárquico de los estados y las naciones, como así lo reconocer los expertos. Es por ello que se ha mencionado que la ilícita actividad del narcotráfico, es transversal a toda la institucionalidad humana.

Los mismos expertos, han señalado que precisamente el narcotráfico, lamentablemente, se ha convertido en un delito transnacional, pues ha penetrado hasta llegar a las autoridades de las naciones, a la economía, a la política, para mencionar algunos ámbitos.

Las normas internacionales, las acciones o los acuerdos entre estados, buscan siempre generar escenarios de lucha efectiva contra esta actividad, aunque existen reparos sobre esto, pues a pesar de haberse obtenido logros importantes, este ilícito estaría siempre por delante de las técnicas de lucha.

El debate internacional ha llegado a escenarios bastante ricos, pues en algunas naciones, se está asumiendo decisiones para flexibilizar y legalizar el uso de las sustancias controladas.

No faltan criterios que recuerdan por ejemplo la lucha contra el tráfico ilegal del alcohol, que en su momento generó una intensa actividad con ingentes recursos económicos, hasta que llegó su legalización, con lo cual se acababa con esa intensa actividad.

Las reflexiones que surgen a cerca de una efectiva lucha contra el narcotráfico, deberán ir acompañada de un contexto mundial, para asumir decisiones internas que también tendrían que estar de acuerdo a las tendencias internacionales, aunque con decisiones atinadas verdaderamente.

PANAMERICANA.

EL PANORAMA DE LA NOTICIA
Comentarios