sábado. 13.08.2022
Censo de Población y Vivienda

Persiste la inconformidad y las acusaciones cruzadas en torno al Censo de Población y Vivienda

Panamericana recogió impresiones diversas en torno a la preparación del Censo de Población y Vivienda, en medio de amenazas de medidas de presión y acusaciones cruzadas entre figuras prominentes de oficialismo, oposición y activistas, que cuestionan la fecha aproximada para efectuar el empadronamiento.

(Foto: EABolivia)
(Foto: EABolivia)

En primera instancia el vocero del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, Manuel Morales, fundamentó los cuestionamientos de la entidad a las estimaciones del gobierno y del Instituto Nacional de Estadística (INE), a tiempo de advertir el riesgo de un “fraude demográfico”.

Para el activista, la presión del comité interinstitucional impulsor del censo en el departamento de Santa Cruz, es necesaria dadas las circunstancias, pues las amenazas de paro cívico y movilizaciones constituyen la única alternativa para que el proceso no se contamine con cálculos políticos.

En este sentido, recalcó que personeros del INE tienen esta semana como plazo a fin de que el paro previsto para los días 8 y 9 de agosto quede sin efecto, si logran exponer con claridad los argumentos técnicos que prevén el año 2024 como escenario idóneo para el censo  y no así 2023.

Por su parte, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno en Santa Cruz, Vicente Cuéllar, informó que este jueves se llevará adelante una reunión entre sus pares de todo el país, personal del INE y el Ministro de Planificación, con el objetivo de tratar específicamente el tema del censo que se abordó de manera superficial durante el encuentro sostenido con el presidente Luis Arce.

El educador, recalcó que la posibilidad de medidas de presión en Santa Cruz no es la motivación para el acercamiento anunciado, pues de forma previa los rectores del sistema universitario habían convenido en la necesidad de analizar la temática con propuestas técnicas.

Sin embargo, el senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), William Torrez, expuso a Panamericana una visión distinta de la coyuntura y ratificó la percepción oficialista de que la denominada “cumbre de la cruceñidad por el censo” fue en realidad una reunión política promovida por el gobernador Luis Fernando Camacho y el líder Rómulo Calvo para generar desestabilización en el país.

A juicio del legislador masista, la preparación de la etapa precensal debe ser responsable, seria, transparente y libre de tintes político – partidarios.

Por ello, reprochó intenciones de causar perjuicio a nivel nacional con movilizaciones y paros cívicos en el afán, dice, de capitalizar la coyuntura para promover un escenario similar al del año 2019. Sobre este punto en particular, el senador hizo alusión al rol del vocero del CONADE, Manuel Morales.

PANAMERICANA

Comentarios