jueves. 18.07.2024

Frente a la persistencia de preocupación entre los bolivianos por el déficit de agua potable como efecto de fenómenos climáticos adversos, Panamericana recabó impresiones de autoridades y analistas.

En primera instancia, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, resaltó el plan del gobierno nacional para afrontar la crisis climatológica global con la perforación de más de 860 pozos en todo el país.

Asimismo, la autoridad hizo una comparación sobre el impacto de la sequía en distintas regiones durante el año 2022 y el 2023 en curso.

Sin embargo, las acciones preventivas fueron cuestionadas en su temporalidad por el ex ministro de Medio Ambiente y Agua, José Antonio Zamora, para quien estas medidas se dan de manera tardía.

Zamora ponderó todo esfuerzo de concienciación, aunque advirtió que introducir elementos políticos en un tema tan delicado convierte las iniciativas en una especie de “circo”.

La opinión de extemporaneidad fue refutada por el alcalde de La Paz, Iván Arias, quien destacó la “Cumbre por el agua” que se desarrolla hoy en la sede de gobierno y en su primera etapa confirmó que aún no se sienten los efectos del fenómeno del niño, sino la carencia de lluvias.

El burgomaestre, también transmitió información sobre el estado de las represas y las recomendaciones de expertos sobre el uso responsable del agua.

Por su parte, el viceministro de agua potable, Bernardo Nina, resaltó la campaña de uso eficiente de agua que comenzó hoy en La Paz.

Nina, también abogó por el uso racional y consciente del líquido elemento para evitar situaciones extremas.

PANAMERICANA.

Surge debate sobre la temporalidad de las autoridades para aplicar medidas de...