martes. 04.10.2022

En Panamericana, el abogado de Adepcoca, Jorge Valda, reafirmó que varios dirigentes del sector y de otras entidades representativa de Los Yungas de La Paz son víctimas de persecución política por parte del gobierno del MAS, que instrumentaliza la justicia para ejercer amedrentamiento.

Sobre los procesos instaurados, el jurista distinguió dos casos que implicarían a decenas de líderes sectoriales, cívicos e incluso activistas.

De acuerdo a su informe, al menos 15 figuras delictivas pesan sobre los acusados sin evidencia contundente y sólo por tratarse de miembros de la dirigencia electa.

Asimismo, advirtió la existencia de montaje de pruebas e infiltración de inteligencia en el movimiento productor de coca.

Por último, Jorge Valda proporcionó detalles sobre la cantidad de investigados por la toma del mercado ilegal de Villa El Carmen, y presunta portación de armas.

Respecto a la molestia del sector por la persecución política que observa, el secretario de hacienda de Adepcoca, Erling Pari, informó que la marcha iniciada en horas de la mañana de hoy definirá próximas estrategias en una asamblea de emergencia en la sede de gobierno.

De su lado, el vicepresidente de la institución, Reynaldo Laura, confirmó que las bases no descartan la radicalización de las protestas para conseguir la liberación del presidente de la entidad, Freddy Machicado, y otros dirigentes detenidos.

Y en vista de que el conflicto dejó antecedentes de excesos y violencia en zonas residenciales de la ciudad de La Paz, el viceministro de Educación Regular, Bartolomé Puma, ratificó que el Servicio Departamental de Educación (Seduca), instruyó la modificación del horario de clases en 17 establecimientos y solicitó refuerzo al control de la policía boliviana.

PANAMERICANA.

Comentarios