domingo. 26.05.2024

Tras una votación observada para designar a la nueva directiva del Concejo Municipal de Cochabamba, Panamericana recogió impresiones divergentes por parte de los protagonistas de la noticia.

En primera instancia, el secretario de gobernabilidad del Gobierno Municipal, Gustavo Camargo, ratificó las percepciones del alcalde Manfred Reyes Villa, quien denunció transfugio y deslealtad por parte de las concejalas Daniela Cabrera y Claudia Flores.

La hipótesis de un “contubernio” con el ala radical de la bancada del MAS para desestabilizar la gestión, fue corroborada por el funcionario de la alcaldía cochabambina Mauricio Muñoz, quien además confirmó el consenso previo en la bancada de “Súmate” para ratificar en el cargo a la directiva previa.

Sin embargo, la tesis de acuerdos irregulares con el MAS, fue descartada por la nueva presidenta del concejo, Daniela Cabrera, quien negó tal extremo y afirmó que su objetivo es trabajar por la ciudad mejorando la fiscalización y aportando con juventud y renovación a la gestión de Reyes Villa.

Cabrera, se mostró sorprendida y decepcionada por la falta de apoyo recibida por su propia bancada, ya que si bien sostuvo reuniones previas para definir el tema, afirmó que había pedido una oportunidad para mostrar su capacidad y apostar por el cambio positivo.

Asimismo, anticipó que no renunciará como exige un grupo de ciudadanos que llevó adelante una protesta en la urbe.

En representación de ese sector inconforme con la designación en el concejo municipal y que pide la renuncia de las concejalas cuestionadas, la señora Mercedes Chacón, dirigente de control social regional, fundamentó el motivo de la movilización.

PANAMERICANA.

Prosiguen las observaciones a la nueva directiva del Concejo Municipal de Cochabamba