martes. 29.11.2022

En Panamericana, el diputado de Comunidad Ciudadana, José Luis Porcel, formuló criterios sobre la postura que adoptan parlamentarios del MAS frente a la eventual aprobación de una ley referida al censo de población y vivienda que asegure el cumplimiento de los alcances contenidos en el Decreto Supremo 4824.

A su parecer, el oficialismo asume una actitud intransigente y denota poca voluntad de concertación, al dilatar la resolución del conflicto vigente y prolongando el paro cívico en el departamento de Santa Cruz.

En este sentido, reafirmó la posición oficial de su bancada que insiste en la factibilidad de efectuar el proceso durante la siguiente gestión, en vista de los recursos y herramientas tecnológicas disponibles.

El diputado opositor, expresó las dudas que deja la reticencia del gobierno a desarrollar la encuesta nacional en el año 2023, a tiempo de exhortar a sus colegas a viabilizar la emisión de la ley solicitada por la población en emergencia y no crear mayor incertidumbre sobre la planificación de datos preliminares y oficiales.

Sin embargo, el diputado del Movimiento al Socialismo, Ányelo Céspedes, rebatió la opinión expuesta y atribuyó los intereses de dilatar la conflictividad a figuras de oposición en Santa Cruz que velan, dice, por beneficios personales en desmedro del bien común.

Asimismo, insistió en su percepción de que una ley referida al censo no es necesaria, tomando en cuenta la existencia de un decreto supremo que ya definió una fecha específica.

Céspedes, también criticó la labor deficiente del personal del Instituto Nacional de Estadística (INE), al punto de haber permitido que las susceptibilidades se multipliquen cambiando su versión sobre la factibilidad de efectuar el censo inicialmente programado para este mes.

De su lado, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz, Vicente Cuéllar, afirmó no sentir sorpresa ante las pretensiones del gobierno de minimizar el movimiento cívico cruceño en demanda de un proceso censal durante 2023, que garantice transparencia y calidad.

Es así que además de coincidir en cuestionamientos al trabajo del INE, ponderó la firmeza de la ciudadanía movilizada por 32 días y apeló a la voluntad política para dar señales positivas en las próximas horas.

Cuéllar aseveró que con la disposición idónea por parte de los asambleístas, sería posible zanjar el conflicto en el transcurso de esta jornada y desactivar las protestas en Santa Cruz y otras regiones del país oportunamente.

Por último, el rector universitario aclaró la postura del líder cívico cruceño Rómulo Calvo sobre la fecha ideal para el empadronamiento y la correcta aplicación de sus resultados.

Exponiendo otro punto de vista, Susana Bejarano, analista política, recalcó que la fecha del censo está fijada y en todo caso no modificaría la exigencia del movimiento cívico en Santa Cruz que emitió demandas relacionadas con la distribución de recursos económicos.

Bejarano pidió no distorsionar las peticiones ante el surgimiento de otros temas como el federalismo.

PANAMERICANA.

Comentarios