viernes 22.11.2019

El Panorama de la Noticia: Situación de confrontación tras dos decesos.

Luego de la muerte de dos personas en la población de Montero, se ha mencionado que los niveles de confrontación ya han llegado, y se teme que esto avance.
FOTO: Página Siete
FOTO: Página Siete

Para hoy, incorporamos a las reflexiones de los anteriores días, algunos insumos de trascendencia, pues como lo habíamos advertido anteriormente, los niveles de confrontación lamentablemente han llegado a la realidad nacional.

Como es de conocimiento público, en  Montero se ha registrado el deceso de dos personas a raíz de sucesos de violencia protagonizados por los cívicos que están con el bloque de vías, y por otro lado sectores sociales afines al MAS.

Según las informaciones provenientes de la población de Montero, las muertes se produjeron a raíz del uso de armas de fuego.  Las víctimas son Mario Salvatierra de 55 años de edad y Marcelo Terrazas de 41, quienes recibieron el impacto de bala.

Antes de este lamentable saldo, el Presidente del Comité Cívico de Montero Regis Medina, denunció que gente del Movimiento Al Socialismo había llegado a ese lugar y atacaron con arma de fuego a los jóvenes que se encontraban bloqueando en el sector del Puente de la Amistad camino a Portachuelo.

Luego de este hecho de sangre, las evaluaciones para determinar responsabilidades se han evidenciado desde distintos fueros, unos atacando a los otros y viceversa, incluso con apasionamientos ilógicos sobre lo que realmente ha ocurrido.

Algunos analistas han manifestado que estos hechos, se han registrado a raíz de la llegada a distintos puntos del país, de gente afín al gobierno, en la intención de activar mecanismos de desbloqueo.

Estos mismos analistas, han identificado que los bloqueos de sectores cívicos y de la población, estuvieron desarrollando su medida de manera pacífica, como los propios medios de comunicación lo pudieron identificar; esto a diferencia de la actitud de los sectores afines al MAS.

Pero, decíamos que ya habíamos expresado el temor acerca de estos sucesos, producto precisamente de que en las calles se encuentra al mismo tiempo, los cívicos y población movilizada por un lado y los sectores que defienden al gobierno por otro.

Los primeros defienden la vigencia de la democracia y expresan su pesar porque se hubiera registrado un flagrante fraude electoral, y los segundos dicen que su victoria fue incuestionable, a pesar de varios elementos  y evidencias que se hicieron públicos recientemente a través de los medios.

Los mismos analistas, sostienen que al parecer se trata de una medición de fuerzas, pues la gente movilizada en las calles tiene un gran  número, pero no sólo tienen al frente a los efectivos policiales con quienes tienen que lidiar en sus medidas, sino que ahora tienen que enfrentarse a los sectores afines al MAS, que incluso hacen uso de dinamita, en el caso de los mineros.

Lamentablemente, ya se han producido varios hechos de violencia que de alguna manera están demostrando este extremo, y ejemplos hay varios; como es el caso de Cochabamba, o lo que ocurre en la zona sur de La Paz, cuando algunos transportistas generan hechos de violencia contra los cívicos movilizados.

Lo lamentable, es que los hechos de violencia que ya ha cobrado dos vidas, se registran poco después de algunas advertencias lanzadas por ciertos representantes del MAS.

Por lo pronto, se ha demandado que los protagonistas del momento debieran hacer lo posible para poner fin a estos problemas, pues los niveles de confrontación son sumamente preocupantes y pueden derivar en más sucesos como los registrados en Montero.

Se trata de encontrar salidas pacíficas, respetando las normas y la misma democracia, pero cuidando sobre todo la vida humana. Eso ya lo habíamos manifestado, pero no nos cansamos de reiterarlo.

Comentarios