martes. 29.11.2022

En contacto con Panamericana, el parlamentario de Comunidad Ciudadana, Carlos Alarcón, afirmó que observa una señal positiva del oficialismo tras la convocatoria a la sesión de la cámara de diputados que esta tarde abordará el ansiado proyecto de ley sobre el censo de población y vivienda.

A tiempo de compartir expectativas, destacó la voluntad de agilizar procedimientos para hallar consenso y devolver la tranquilidad a los bolivianos.

Alarcón aseveró que en el actual escenario en el departamento de Santa Cruz, su bancada flexibilizará la fecha de ejecución del empadronamiento nacional, exigiendo que los resultados sean aplicados de manera oportuna, efectiva y transparente.

Por su parte, el senador del Movimiento al Socialismo, Rubén Gutiérrez, también se refirió al tema y afirmó que ahora todo depende de la comisión de constitución en la Asamblea Legislativa para elaborar y remitir su informe.

El legislador masista exhortó a los parlamentarios de oposición a allanar el camino a un acuerdo que permita la pacificación del país y proporcione seguridad a la población sobre los resultado del próximo censo, en vista de que la fecha está definida y el decreto 4824 asegura la implementación de ajustes a partir de los datos obtenidos.

Desde un punto de vista analítico, el experto en materia estadística y ex director de censos del INE, Arnaldo Aliaga, opinó que en un balance general, los objetivos del comité interinstitucional impulsor del proceso en Santa Cruz, se cumplieron y sólo queda garantizar la promulgación de la ley exigida.

Aliaga, clarificó además aspectos relevantes sobre los datos que requerirá el Tribunal Supremo Electoral para desarrollar su labor de manera eficiente. En este sentido, subrayó que este órgano debe acceder únicamente a datos oficiales que a su vez corresponden al INE.

En cuanto al análisis económico y social de la coyuntura boliviana, el periodista e investigador, Humberto Vacaflor, estimó las pérdidas a consecuencia del prolongado paro cívico en Santa Cruz y las protestas asumidas en otras regiones del país.

Sobre este punto, advirtió que la crisis económica podría agravarse próximamente y forzar al gobierno a tomar medidas drásticas como el recorte del gasto público.

Vacaflor, auguró con preocupación que la problemática nacional a nivel financiero se agudizará con el paso del tiempo y asentará el debate sobre temas complejos como el federalismo en Bolivia.

PANAMERICANA.

Comentarios