sábado. 18.05.2024

Tras la realización del congreso del MAS convocado por el Pacto de Unidad afín al gobierno de Luis Arce, Panamericana recabó proyecciones divergentes en torno a su eventual validez legal.

En primera instancia, el vocal de dicho órgano, Tahuichi Tahuichi Quispe, remarcó que la supervisión del evento se dio de manera forzada y en cumplimiento a una orden judicial, lo que no implica el aval a la directiva electa.

A propósito del cumplimiento del plazo para que las organizaciones políticas cumplan con la instrucción de renovar directivas y adecuar sus estatutos, Tahuichi Tahuichi Quispe advirtió que el órgano electoral fue demasiado flexible al aceptar cuatro ampliaciones y disponerse a emitir una nueva en las próximas horas.

Sobre el tema, el secretario político del Movimiento Al Socialismo, Froilán Fulguera, restó valor al evento efectuado en El Alto y reafirmó que el congreso legítimo será el 10 de julio en Villa Tunari – Cochabamba, por ser convocado por la dirección nacional del partido.

Al margen de rechazar la presunta instrumentalización de la justicia por parte del actual gobierno, Fulguera se mostró seguro de que su facción será reconocida por el Tribunal Supremo Electoral y ratificó que las amenazas de movilizaciones no parten del líder masista Evo Morales, sino de las propias organizaciones en defensa de sus derechos.

Sin embargo, el dirigente de la dirección Urbana del MAS-IPSP, Miguel Delgadillo, aseveró que la cita de El Alto es la única valedera pues el respaldo al nuevo presidente del instrumento político, Grover García, surge del Pacto de Unidad orgánico y no puede ser desconocido de ninguna manera, dice, por el Órgano Electoral.

Según Delgadillo, la seguridad de que el congreso calificado como “arcista” cumple con todos los requisitos exigidos es plena, y por ello reafirmó el compromiso de reconducir el partido y mantener el apoyo a la gestión de gobierno de Luis Arce, frente a ataques del sector cocaleros que sigue a Morales y amenaza con desestabilizar al país.

El exdirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Adalberto Ticona, compartió ese criterio y corroboró el apego a estatutos internos y del órgano electoral, a tiempo de ponderar los objetivos de refundación del nuevo directorio electo.

Ticona advirtió que las verdaderas bases masistas no se prestarán a la estrategia de generar enfrentamiento respondiendo a las provocaciones de la corriente “radical”, y en este sentido anticipó que la defensa de su congreso será en base a recursos legales y pacíficos.

Empero, el presidente de la Confederación Sindical de Trabajadores Campesinos de Bolivia alineada con el bloque “evista” del MAS, Ponciano Santos, confirmó que las medidas de presión no se descartan, pero se definirán recién este 18 de mayo cuando se realice el ampliado de emergencia del partido en Cochabamba.

Santos, además dijo no sentir temor alguno por intentos de desbloqueo ni de despliegue policial, ya que confía en la contundencia de las eventuales protestas.

PANAMERICANA.

Surgen proyecciones opuestas sobre la posición que asumirá el tribunal supremo...