viernes. 01.03.2024

En comunicación con Panamericana, el viceministro de sustancias controladas, Jaime Mamani, rechazó las recientes declaraciones del líder del MAS, Evo Morales, quien denunció la salida de 17 toneladas de cocaína del país con presunto aval del estado y vinculó dicha postura a motivaciones políticas.

A tiempo de remarcar que para el gobierno de Luis Arce, la lucha contra el narcotráfico es una prioridad, la autoridad destacó los esfuerzos para obtener cifras récord en el combate al ilícito mencionado, con reconocimiento de organismos internacionales.

El viceministro hizo mención a una nota de prensa internacional en la que podía haberse basado el exmandatario Morales para hacer pública la denuncia, pero aclaró que en dicho documento no se menciona a Bolivia como país de procedencia de sustancias ilícitas.

En este sentido lamentó la desinformación difundida y conminó al máximo líder masista a probar sus acusaciones en lugar de generar especulaciones infundadas.

PANAMERICANA.