martes. 05.03.2024

El diplomático y diputado de “Comunidad ciudadana”, Gustavo Aliaga, compartió criterios tras conocer que la Cancillería de Perú comunicó al estado boliviano la petición de dejar sin efecto la designación de la ex diputada masista Lidia Patty como cónsul en Puno, porque habría infringido el artículo 12 de la “Convención de Viena”.

Para el parlamentario, lo ocurrido demuestra el nivel de improvisación que afecta al Ministerio de Relaciones Exteriores y posibilita situaciones vergonzosas por falta de conocimiento en el área.

Aliaga recalcó que las observaciones a Patty, tanto en Perú como en Bolivia, no se relacionan a motivos personales, sino al incumplimiento de protocolos aplicados internacionalmente.

Por su parte, el representante de la Academia Diplomática de Bolivia, Javier Vizcarra, también reprochó el accionar de la Cancillería y tildó el episodio como uno de los más “vergonzosos” de los últimos años.

Vizcarra coincidió al subrayar que las múltiples críticas no tienen vinculación con actos de discriminación, como temió el vocero presidencial Jorge Richter, sino con una formación académica apropiada que permita una labor eficiente y de calidad por el bien de los bolivianos en general.

PANAMERICANA.