jueves. 30.05.2024

Como se conoce, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) habilitó una aplicación digital para que clientes del intervenido Banco Fassil conozcan a qué entidades fueron transferidos sus ahorros y créditos, aunque la disposición no resolvió la controversia sobre la economía en el país, pues surgen sospechas sobre un esquema Ponzi.

Sobre dicho escenario, el analista económico Gonzalo Chávez, formuló consideraciones y apuntó a la falta de supervisión por parte del estado para evitar estos riesgos.

En opinión de Chávez, si bien el caso es muy complejo, es poco probable que se replique a manera de “efecto cascada”, dado que como hecho aislado dejará lecciones a nivel nacional para ahorristas y autoridades.

Por su lado, el economista Martín Moreira, se refirió a la actuación de la ASFI y recalcó que la institución no tomó acciones en cuanto surgieron susceptibilidades, debido a que no contaba con los instrumentos necesarios. En todo caso, aseveró que el sistema financiero es sólido en la actualidad y por ello resaltó que los ahorristas deben estar tranquilos.

Asimismo, el viceministro de Política Tributaria, Johnny Morales, coincidió en que el Banco Fassil representa un episodio muy particular en el que el gobierno dio respuestas oportunas para proporcionar seguridad a los clientes y proteger sus recursos.

La autoridad, manifestó que las anomalías observadas dejaron lecciones importantes, incluyendo la necesidad de que la Asamblea Legislativa trabaje en normas de control eficaz. Asimismo, revalorizó la solidez del modelo económico implementado por el gobierno de Luis Arce.

PANAMERICANA.

Prosigue el análisis sobre las repercusiones de la intervención del Banco Fassil y su...