martes. 29.11.2022

Edwin Turpo, dirigente de los denominados Ponchos Rojos del municipio de Achacachi en la provincia Omasuyos del departamento de La Paz, afirmó que el sector no se encuentra fragmentado, sino amenazado por presuntos representantes que pretenden introducir temas estrictamente políticos.

Por ello, descartó la fractura de la organización y ratificó que existe molestia con las máximas autoridades de estado por la mínima atención que recibe su región de origen postergada por falta de obras y proyectos.

Asimismo, confirmó una marcha este miércoles desde la ciudad de El Alto al centro de La Paz.

Turpo aclaró que la facción liderada por el dirigente Ovidio Quispe es minoritaria, según dice, y si bien obedece a consignas partidarias del MAS, no logró dividir a los Ponchos Rojos que ahora exigen un encuentro con el presidente del estado, Luis Arce.

PANAMERICANA.

Comentarios