jueves. 18.04.2024

El ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Ludwig Salazar, fundamentó a Panamericana la masiva marcha que efectúa el sector en la sede de gobierno, como medida de presión para que el Ministerio de Educación atienda demandas referidas a presupuesto, creación de ítemes y ajustes a la actualización curricular, entre otros puntos.

Según subrayó, el reciente encuentro con el titular del área, Edgar Pary, no emanó soluciones a problemáticas vigentes, sino discursos demagógicos y esquivos, por lo que la movilización de esta jornada representa sólo un primer paso antes de agudizar las protestas.

El educador, advirtió que los delegados de las treinta y una federaciones a nivel nacional, permanecerán en La Paz, hasta que el ministro Pary instale el diálogo y responda positivamente a las solicitudes.

Del mismo modo, el dirigente del magisterio urbano en el país, Patricio Molina, desmintió la versión expuesta por la autoridad de gobierno, quien calificó la marcha como “innecesaria” y motivada por aspectos políticos.

Molina, también objetó la estrategia que detecta desde el despacho de educación, pues ingresa en contradicciones, dice, dado que inicialmente no se reportó rechazo a la malla curricular vigente desde esta gestión.

Por su parte, el viceministro de Educación regular, Bartolomé Puma, ponderó el avance alcanzado el pasado viernes, cuando se discutió al menos cinco puntos prioritarios del pliego, según afirma, y se estableció un cuarto intermedio para retomar el diálogo en próximos días.

La autoridad, apeló a la voluntad de concertación del sector movilizado para suscribir acuerdos e implementar los ajustes necesarios gradualmente.

Finalmente, Puma reafirmó la disposición al diálogo del Ministerio de Educación, en aras de evitar conflictividad innecesaria.

PANAMERICANA.

Magisterio urbano se moviliza en la ciudad de La Paz exigiendo al Ministerio de...