domingo. 03.03.2024

A través de Panamericana, el abogado constitucionalista Williams Bascopé, formuló criterios de relevancia en torno al desarrollo del caso que involucra al acusado de narcotráfico Sebastián Marset, e identificó inequívocos elementos políticos.

En su análisis, este tema de atención internacional se agudiza a partir de la crisis interna del Movimiento Al Socialismo como elemento llamativo que corrobora la intensidad de las pugnas de poder y las acusaciones cruzadas.

Bascopé puso énfasis en que el caso no es nuevo y resurge ante una fractura evidente del partido gobernante, cuyas facciones se acusan mutuamente de proteger al delincuente desde hace bastante tiempo.

Asimismo, el jurista ratificó su teoría de que el caso es en realidad una “cortina de humo” para desviar la atención pública de temas de fondo.

Por su parte, el politólogo Marcelo Arequipa puso énfasis en la estrategia comunicacional que aplica Marset en la actualidad para capturar el foco de análisis y atacar directamente a los sistemas judiciales en Bolivia y Paraguary, obviando la situación uruguaya.

A juicio del profesional, el delicado y complejo caso se ha convertido en una especie de pulseta entre el acusado y el ministro de Gobierno boliviano, Eduardo Del Castillo, haciendo que las evaluaciones se orienten a temas superficiales y omitan las graves denuncias previas contra el acusado.

PANAMERICANA.