lunes. 24.06.2024

El viceministro de educación regular, Bartolomé Puma, aseveró a Panamericana que la actualización curricular objetada por el magisterio urbano y varias juntas de padres de familia; se elaboró hace varios meses en consenso con la comunidad educativa y respondiendo a las necesidades de los estudiantes, por lo que el rechazo actual no tiene sustento.

De acuerdo a la autoridad, no hay argumentos válidos para rechazar el plan escolar trazado para esta gestión, y en tal sentido, las movilizaciones anunciadas tendrían otro trasfondo.

Según el viceministro, los padres de familia mostraron conformidad con la malla curricular, a la que calificaron como “innovadora y moderna”. En esta línea, citó ejemplos de cómo ha cambiado el panorama estudiantil en Bolivia y el mundo.

En otro aspecto de interés, Puma se refirió a las condiciones particulares de ciertos establecimientos educativos afectados por las condiciones climáticas en los departamentos de Santa Cruz y La Paz.

Sin embargo, las afirmaciones del viceministro de educación regular, fueron refutadas por la representante del magisterio urbano en Oruro, Romané Callejas, quien ratificó la molestia de docentes y padres con el contenido de la actualización curricular.

Según la educadora, las autoridades del Ministerio de Educación procedieron de forma unilateral con el diseño de la nueva malla escolar, generando susceptibilidades en torno a la calidad educativa y las pretensiones de incorporar visiones políticas en el programa de la gestión 2023.

PANAMERICANA.

Gobierno insiste en que la actualización curricular es necesaria