miércoles. 19.06.2024

Como se conoce, recientemente se produjo la toma física de ambientes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos en la ciudad de La Paz, por parte de activistas que conforman una entidad paralela afín al MAS.

Sobre el tema, el vocero del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, Manuel Morales, ratificó la condena de esta entidad al hecho arbitrario y advirtió que los afectados no se sienten atemorizados y agotarán recursos disponibles para denunciar excesos y hasta protección policial.

Morales, añadió que el Conade recurrirá a organismos internacionales para exponer los abusos cometidos y exigir pronunciamientos de repudio, mientras internamente apela a la solidaridad de la ciudadanía boliviana.

Por su parte, el representante de la plataforma “Por la vida y la familia”, Omar Solíz, expresó preocupación tras percibir que la población no acudió de forma masiva a brindar apoyo como se habría esperado y atribuyó esta actitud a temor por posibles represalias.

De su lado, el analista, Marcelo Arequipa identificó elementos relevantes alrededor del hecho denunciado, como ser la carga simbólica de entidad y su directiva comandada por la señora Amparo Carvajal, así como el contexto social en medio de preparativos para una festividad religiosa y folklórica.

Por último, Arequipa planteó un análisis sobre alternancia y la pertinencia de que la Asamblea de Derechos Humanos permanezca liderada por Carvajal.

PANAMERICANA.

Crece la indignación por la toma de oficinas de la Asamblea Permanente de Derechos...