viernes. 01.03.2024

Manfredo Bravo, vocero del comité interinstitucional por el censo en 2023 de Santa Cruz, observó la estrategia que asume el gobierno. Tras el anuncio de que el presidente Luis Arce inaugurará el pago del bono Juancito Pinto en una unidad educativa de dicho departamento el 24 de octubre.

Para el activista se vislumbran dos escenarios: que el jefe del estado confirme su traslado asumiendo que para entonces habrá abrogado el Decreto Supremo 4760; o que su arribo se vea imposibilitado por el paro indefinido que se asumirá indefectiblemente desde el día 22.

Bravo repudió la intención de generar provocaciones en medio de un clima tenso en Santa Cruz, “donde la mayoría de los vecinos y sectores sociales respalda el paro por la realización del censo durante el año próximo”.

En todo caso, exhortó al presidente Arce a deponer ánimos de confrontación y propiciar el diálogo mientras hay tiempo para evitar la medida de presión anunciada.

Sin embargo, Edgar Pari, ministro de educación, descartó que la planificación del acto inaugural en Santa Cruz responda a una provocación, y atribuyó las amenazas de paro indefinido por el censo a intereses de logias empresariales sin poder de convocatoria departamental, según dice.

La autoridad remarcó que el acceso a la educación es una responsabilidad compartida que debería unir a todos los sectores en lugar de ser obstaculizada. Asimismo, recalcó que la presencia del primer mandatario formará parte de un acto protocolar en la iniciación del pago que continuará vigente a partir del 24 de octubre.

Por último, Pari hizo un llamado a la reflexión del movimiento cívico cruceño y adelantó que eventuales modificaciones a consecuencia del paro se comunicarán oportunamente, no de forma prematura.

PANAMERICANA.