miércoles. 01.02.2023

En vista de la coyuntura política incierta por la problemática del censo de población y vivienda, la articulación entre distintos sectores sociales cobra fuerza y amenaza con acciones de presión conjuntas próximamente.

Así confirmo a Panamericana, el dirigente de la Confederación de Trabajadores Gremiales del país, Toño Siñani. Quien reprochó la indolencia de los parlamentarios de oficialismo y oposición, a tiempo de transmitir la preocupación de su rubro y anunciar futuras movilizaciones conjuntas si no se da solución pronta al conflicto vigente.

Siñani lamentó que la postura de las autoridades sea contradictoria y sujeta a susceptibilidades sobre las verdaderas intenciones para dilatar la conflictividad.

En todo caso, exigió decisiones firmes e inmediatas, aclarando que el sector gremial deja de lado demandas propias para unir fuerzas con otras representaciones por un interés compartido.

De su lado, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, confirmó que el sector mantiene el estado de emergencia y la reciente resolución del Consejo Nacional de Salud (Conasa), otorga plazo al gobierno hasta este lunes 28 de noviembre para garantizar la ley exigida y proporcionar certeza a los bolivianos, antes de que los profesionales del área emprendan medidas propias.

El galeno detalló la agenda del ente colegiado durante este viernes y el fin de semana. Al margen de augurar que el movimiento cívico en Santa Cruz no ha perdido firmeza y es capaz de mantener las medidas de presión si el gobierno no da respuestas positivas en siguientes horas.

PANAMERICANA.

Comentarios