sábado. 24.02.2024

El alcalde de la ciudad de La Paz, Iván Arias, reafirmó a Panamericana que la reciente inspección edil confirmó un bajo nivel de agua acumulada en represas, profundizando la preocupación por el abastecimiento del líquido vital si no se registran precipitaciones pluviales de intensidad moderada a alta en esta temporada.

Asimismo, el burgomaestre se mostró crítico con el interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), por haber afirmado que la propuesta de reducir la presión en horario nocturno ya se habría aplicado sin un comunicado oficial a la población.

Al margen de informar que la alcaldía paceña solicitará una reunión con directivos de EPSAS para optimizar planes conjuntos, Arias cuestionó la reticencia de los mismos a brindar información clara y acordar acciones coordinadas.

Sobre el tema, la activista medioambiental Rita Saavedra, compartió las preocupaciones del alcalde y se mostró incrédula en torno a anuncios verbales que no condicen con la realidad evidenciada en la inspección.

Saavedra, cuestionó al gobierno municipal de La Paz por no ejercer su autonomía implementando un plan de emergencia propio oportunamente y dejar sin efecto las propuestas y sugerencias que surgieron de la “Cumbre por el agua” efectuada hace meses.

Sin embargo, el Interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), Jaime Gutiérrez, formuló aclaraciones importantes sobre la programación de una inspección propiamente dicha y reafirmó que la provisión de agua está garantizada pues la situación no es la misma del año 2016 cuando se registró un déficit.

El funcionario agregó que EPSAS ya puso en marcha un plan propio de contingencia con resultados alentadores.

Gutiérrez, aseveró que existe plena disposición a concertar la reunión que propone el alcalde de La Paz y clarificó sus dichos sobre la reducción de la presión en horario nocturno, en la medida de las posibilidades, dice, y sin mayor afectación para la ciudadanía.

PANAMERICANA.