lunes. 17.06.2024

Como se ha conocido, el ministro de jsticia, Iván Lima, confirmó que cinco de los siete integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), visitarán Bolivia del 23 al 30 de marzo, a fin de conocer directamente y sin intermediarios, la realidad nacional en este ámbito.

Por ello Panamericana, recogió expectativas de activistas interesados en concertar un encuentro con los miembros de ducha comisión.

En primera instancia, el vocero del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, Manuel Morales, resaltó las diferencias de esta visita en contraste con intervenciones previas del organismo internacional, y expresó confianza en que casos emblemáticos como el de Jeanine Añez, Luis Fernando Camacho y César Apaza, serán evaluados.

Morales, adelantó que en esta oportunidad, defensores de los derechos humanos en el país asumirán un rol más activo y ejercerán presión para que las eventuales observaciones de la CIDH sean subsanadas, y no queden como simples sugerencias como sucedió con el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

También uno de los abogados de la ex presidenta Jeanine Añez se pronunció sobre el tema a través de Panamericana.

Alaín de Canedo, actualizó los ajustes que aplicará la defensa de la ex mandataria en su estrategia, tomando en cuenta que previamente se recurrió a la CIDH exponiendo arbitrariedades contra la acusada y el latente riesgo a su salud e integridad.

El jurista coincidió en que la presencia física de los comisionados marcará una diferencia fundamental en su próxima visita a territorio boliviano, aunque en vista de los antecedentes expresó pesimismo en resoluciones eficaces a corto plazo.

De todas formas, recalcó que a fin de no perder la credibilidad de la ciudadanía, la comisión deberá proceder con mayor firmeza esta vez.

Así también, la abogada Evelyn Cossío, defensora del dirigente de la Asociación Departamental de Productores de coca de La Paz, (Adepcoca), César Apaza, aseveró que este caso constituye una muestra de un sistema judicial contaminado y sometido al poder político del MAS, por lo que guarda optimismo en el apoyo de la CIDH a su causa.

Cossío, cuestionó el rechazo a recursos jurídicos interpuestos para precautelar la salud y la vida del representante de Adepcoca, César Apaza, a tiempo de reprochar la presunta mediación de la Defensoría del Pueblo, por haber urdido, dice, un plan para acaparar atención mediática, pero sin resultados reales.

PANAMERICANA.

Activistas de derechos humanos comparten expectativas en torno a la anunciada visita de...