domingo. 03.03.2024

Así también, el representante cívico repudió las provocaciones del ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, quien amenazó con la toma de empresas en Santa Cruz, y cuestionó la moral del dirigente para pretender afectar al empresariado privado.

Por otra parte, Stello Cochamanidis, vicepresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, destacó la firmeza del Colegio Médico departamental y otras instituciones que expresaron respaldo público al líder Rómulo Calvo, con medidas como un paro de actividades que se desarrolla hoy en defensa, dice, de los derechos laborales y sindicales.

De su lado, el ex ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Jaime Solares, sumó críticas hacia las declaraciones beligerantes de Huarachi, aunque afirmó no sentirse sorprendido por la evidente afinidad del dirigente al masismo y su actitud confrontacional a la que tildó de “desequilibrada”.

A juicio de Solares, la marcha pudo haber marcado un rumbo distinto para el gobierno del MAS si se hubiese aprovechado para hacer un llamado a la reconciliación, sin embargo, condenó las pretensiones del ex presidente Evo Morales de mostrar, dice, el apoyo a su figura dentro del partido.

Sin embargo, las opiniones expuestas por detractores del MAS, contrastan con la experiencia personal que significó la marcha de 7 días para el ex candidato a la alcaldía paceña, César Dockweiler, quien más bien ponderó la unidad de los participantes por la defensa de la democracia y la gestión de Arce.

PANAMERICANA