martes 11/8/20
Murillo se dirige a Morales, Arce y Choquehuanca respecto a las protestas

Murillo pide al MAS no alentar protestas que provocan contagios

"Les queremos pedir de la forma más amigable posible a los dirigentes del MAS no sigan mandando a su gente a la muerte. Yo quiero llamar a la reflexión a los del MAS, especialmente, al señor Arce, al señor Evo Morales, al señor Choquehuanca, dejen de mandar a la gente a morir sin ningún motivo", manifestó.
Arturo Murillo Foto: EFE
Arturo Murillo Foto: EFE

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió este lunes al expresidente Evo Morales y a los candidatos a la presidencia y vicepresidencia por el MAS, Luis Arce y David Choquehuanca, respectivamente, dejar de promover movilizaciones callejeras, pues ese tipo de acciones provocan contagios masivos de COVID-19, que en muchos casos derivan en fallecimientos.

"Les queremos pedir de la forma más amigable posible a los dirigentes del MAS no sigan mandando a su gente a la muerte. Yo quiero llamar a la reflexión a los del MAS, especialmente, al señor Arce, al señor Evo Morales, al señor Choquehuanca, dejen de mandar a la gente a morir sin ningún motivo", manifestó.

El ministro Murillo insistió que convocar a movilizaciones en plena pandemia es "directamente llamarlos a la muerte", porque en cada protesta callejera se producen cientos de nuevos infectados.

Luego, "de esos cientos de infectados hay muertos y esos muertos van a tener que cargar en su consciencia los dirigentes del MAS. Nos está matando el COVID-19 por hacer caso a gente que lo único que le interesa es la política, pero hay tiempo para hacer política, la política no se va a acabar mañana, lo que se va a acabar son nuestras vidas", aseveró.

En ese marco, la autoridad exhortó a los dirigentes del MAS a que reflexionen, dejen de ordenar las movilizaciones desde la comodidad de sus domicilios, usando redes sociales, y dejen sin efecto las anunciadas marchas.

Organizaciones sociales afines al MAS, como la Central Obrera Boliviana, determinaron que desde esta semana saldrán a las calles a protestar por la postergación de las elecciones generales, que estaban previstas para el 6 de septiembre y, debido a la crisis sanitaria, fueron aplazadas hasta el 18 de octubre por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Este escenario se registra en momentos que los casos positivos de COVID-19 continúan incrementándose en todo el país, principalmente en regiones del occidente como el departamento de La Paz.

Hasta anoche, se registró un acumulado de 69.429 infectados en todo el territorio nacional,  después de que marzo se empezaron a reportar los primeros casos confirmados en Bolivia.

En ese contexto, Murillo recordó que esta enfermedad "no es un invento", ataca a todos sin importar que sean pobres o ricos, y no hace distinciones políticas, en el entendido que en las últimas semanas murieron o se contagiaron con el coronavirus varios legisladores, autoridades municipales y dirigentes afines al MAS.

Fuente: ABI

Comentarios